El teletrabajo se confirma como una alternativa ante la crisis

El teletrabajo se confirma como una alternativa ante la crisis

  • El trabajo a distancia cobra fuerza en tiempos de crisis.
  • Se perfila como opción para fomentar la conciliación familiar y laboral.
  • El coste del puesto de trabajo se reduce hasta en un 50%.

En un contexto tan poco halagüeño, el trabajo a distancia (o deslocalizado) sobresale como alternativa para generar empleo, reducir costes, mejorar la productividad y conciliar la educación de los hijos con el desarrollo profesional. En los últimos cinco años, la tasa de teletrabajadores se ha duplicado en España, .

Modelo en alza

Todavía llama la atención, encuentra resistencias y hasta genera cierto recelo. Sin embargo, el trabajo a distancia no es un modelo reciente. Ha cumplido ya varias décadas, tras surgir en Estados Unidos en los años setenta del siglo pasado, con la crisis del petróleo. Su objetivo principal fue evitar desplazamientos en coche y, de esa forma, ahorrar energía. En la actualidad, si bien contribuye al ahorro de combustible, el trabajo deslocalizado representa una nueva forma de organización de las empresas, los profesionales, las instituciones públicas, las familias...

Teletrabajo significa 'trabajo a distancia', aunque la expresión no vale para cualquier caso. Se utiliza para definir las actividades que se realizan fuera de la empresa o de la oficina, pero que se desarrollan como si el trabajador estuviera de manera física en ellas. La diferencia fundamental con el trabajo a domicilio, entre otros, es el papel protagonista que desempeñan la informática y las nuevas tecnologías en la actividad laboral. Eso explica que esta modalidad de empleo esté más extendida en los países con mayores avances tecnológicos.

Estados Unidos y algunos países del norte de Europa encabezan la lista de lugares donde la revolución tecnológica ha pulverizado los esquemas tradicionales de trabajo. En ellos, la cuarta parte de los trabajadores tienen un empleo a distancia. Les siguen países como Reino Unido o China, con un 17% de teletrabajadores y, bastante más lejos, España, donde la tasa de trabajo a distancia apenas roza el 10% de la población laboral. ¿Eso es mucho o es poco? Si se compara la cifra con los países donde se ha asentado y normalizado este modelo, el porcentaje es bajo. En términos relativos, la mitad. No obstante, si se toma como referencia qué ocurría hace solo cinco años, el crecimiento del teletrabajo es llamativo. En términos absolutos, ha aumentado hasta el doble.

La crisis, un potente motor

Una de las cuestiones más significativas de esta expansión es que el interés real por el teletrabajo y su puesta en marcha en España se han intensificado en los dos últimos años, a la par que la crisis económica. No es casual. Los problemas nuevos empujan a la búsqueda de alternativas capaces de aportar soluciones. Resulta esclarecedor que, entre 2008 y 2009, se ha detectado un punto de inflexión en materia de producción deslocalizada, jornadas de trabajo variables y flexibilidad laboral. Un cambio sustancial.

Un estudio elaborado por la Universidad Carlos III de Madrid señalaba en 2003 que el país contaba "con un escaso interés por modificar sus mecanismos laborales", pese a que la tecnología ya permitía "nuevas formas de relación entre los trabajadores". Esa falta de interés por cambiar el modelo de trabajo tradicional se registró una y otra vez hasta que la debacle financiera obligó a muchas empresas, instituciones y empleados a replantearse los esquemas. Si hasta hace pocos años se premiaba la presencia y la cultura de trabajar más horas que el jefe, ahora se busca y se premia la consecución de objetivos.

Cerca de la familia

El ahorro económico que fomenta el teletrabajo beneficia a los empresarios, a los empleados y a los países donde se generaliza el modelo. Para el trabajador supone menos horas y dinero invertidos en desplazamientos, menos gastos en comidas fuera de casa y un presupuesto más pequeño en vestimenta formal. Para el empresario significa una reducción de sus costes fijos (como agua, luz, calefacción, transportes o equipamiento de oficina), una reducción del absentismo laboral y un aumento de la productividad de hasta el 30% al trabajar por objetivos, efectividad y resultados.

Las empresas se decantan por esta opción porque los teletrabajadores aseguran una mayor productividad si trabajan por objetivos y el coste del puesto de trabajo se reduce hasta en un 50%. Sin embargo, no es el ahorro el factor que más entusiasma a los teletrabajadores. Ni siquiera la idea de poder hacer sus tareas sin quitarse el pijama y las pantuflas. Para un empleado, funcionario o autónomo, los principales atractivos del trabajo a distancia son la flexibilidad horaria y la posibilidad de conciliar la vida laboral con la familiar y la social. Más todavía en el caso de mujeres con niños, ya que aún son ellas quienes soportan la mayor parte de la responsabilidad educativa de sus hijos y este factor les impide, a menudo, reconectar con el mercado laboral tradicional tras formar una familia.

 



Lo más buscado

Curso de eso, Curso de oposiciones, Curso de formación profesional, Curso de preparacion grado medio, Curso de academia grado superior, Curso de fp basica, Curso de fp grado superior, Curso de fp grado medio, Curso de fp enfermeria, Curso de formación profesional enfermeria, Curso de grado superior enfermeria, Curso de grado superior informatica, Curso de fp grado enfermeria, Curso de fp grado informatica, Curso de grado medio administración, Curso de fp administrativo, Curso de academia fp, Curso de formacion profesional administración y gestión, Curso de formacion profesional comercio y marketing, Curso de formacion profesional imagen personal, Curso de formacion profesional sanidad, Curso de logse, Curso de loe, Curso de comercio y marketing, Curso de comercio, Curso de gestión comercial y marketing, Curso de ver más, Curso de electricidad y electrónica, Curso de instalaciones eléctricas y automáticas, Curso de equipos e instalaciones electrotécnicas, Curso de instalaciones electrotécnicas, Curso de hostelería y turismo, Curso de cocina y gastronomía, Curso de servicios en restauración, Curso de restauración, Curso de imagen personal, Curso de peluquería, Curso de estética y belleza, Curso de caracterización, Curso de sanidad, Curso de cuidados auxiliares de enfermería, Curso de farmacia y parafarmacia, Curso de emergencias sanitarias, Curso de servicios socioculturales y a la comunidad, Curso de atención sociosanitaria, Curso de educación infantil, Curso de atención a personas en situación de dependencia,